Editorial NA

Secciones

Los motores ocultos del Renacimiento

El hombre renacentista busca semillas vivas para activar la historia. Porque el despertar del siglo XV es el de una nueva concepción del Universo en todas sus vertientes.

El ser humano descubre que forma parte de la Naturaleza y puede comprender sus leyes, y con ello iniciar la ciencia experimental.

Se descubre que las energías que provienen de las más lejanas estrellas no son diferentes de las que recorren al ser humano.

Dios es una Gran Mente.

Y la mente del hombre es semejante a la de dios.

Por eso pudo hacer renacer la Historia.

Etiquetas:
No hay comentarios para esta entrada.
Deja tu comentario:

Puedes utilizar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>